Brecha Digital Salvados Tierra De Nadie

¿Por qué vivir en entornos rurales significa renunciar a la conexión con el mundo?

Más de 2 millones de personas vieron, a través de sus televisores, el programa de Salvados “Tierra de nadie, que trató la realidad que acecha a los más de 1.300 pueblos que se consideran en vía de desaparición, desconectados del mundo tal y como la mayoría conocemos. Y que, entre otras cosas, sufren la brecha digital.

Jordi Évole compartió con los telespectadores una historia de desconexión y abandono que, a riesgo de parecer lejana, está más cerca de lo que parece.

La Serranía Celtibérica, que se expande por 65.000 kilómetros cuadrados, tiene una densidad media de menos de ocho personas por cada 140 campos de fútbol, tal y como destaca Paco Cerdà en su libro “Los últimos”. Soria, Teruel, Guadalajara, Cuenca o Zaragoza son algunas de las provincias que conforman este desierto social.

Así, durante la hora que duró el programa, pudimos conocer de primera mano el modo de vida que estas personas han elegido. Porque sí, todos están allí por elección propia, hasta que la escasez de recursos diga lo contrario.

Como destacaron los participantes, el mundo rural no es solo campo. Es una forma de velar y disfrutar con la conservación del territorio, tiene identidad y cultura propia. Hay personas que lo eligen como modo de vida.

Pero, ¿por qué vivir en entornos rurales significa renunciar a la conexión con el mundo? La realidad indica que no hay infraestructuras, inversión, colegios, comercios y… mucho menos Internet.

Ya son muchos los que aportan soluciones a estos vecinos, como La Exclusiva. Esta empresa de logística presentada en Salvados como ejemplo, que recorre 25 municipios al día para llevar alimentos a los pueblos más afectados de Soria. Y peculiar pero cierto, esto es a lo que se enfrenta el conductor cada día:

De ocho horas, cuatro el repartidor no tiene cobertura. Es una locura

Efectivamente, estamos ante una realidad de brecha digital, porque sí, aunque parezca raro, Internet no llega a todas partes. Porque los 15 niños que conforman el colegio de Chumillas también se merecen acceder a la Sociedad de la Información. Y sus padres tener la posibilidad de trabajar desde casa. Y Eusebio de leer la prensa…

¿Por qué no?

Llevar Internet de calidad a estas zonas puede ser parte de la solución. Puede ser la forma de conectarlos al mundo y de darles otra oportunidad y reducir una desigualdad en términos económicos y sociales.

Vivir en el entorno rural es una forma de vida elegida, plena y que también puede estar conectada con el resto de la sociedad.

Entonces, ¿enredas a tu pueblo? #enREDatupueblo