Libro Los Ultimos Destacada

Libro Los Últimos: un viaje de 2.500 km por la España despoblada

Libro Los Últimos – Historia de la serranía Celtibérica: un territorio montañoso y frío de 65.000 km2 con 1.355 pueblos que se extiende por las provincias de Guadalajara, Teruel, La Rioja, Burgos, Valencia, Cuenca, Zaragoza, Soria, Segovia y Castellón. En su interior viven menos de 8 personas por km2. El lugar más extremo y vacío de toda Europa.

Libro Los Últimos. Voces de la Laponia española (Pepitas de Calabaza) es el título del último libro del periodista Paco Cerdá. Una crónica sobre las personas que eligieron, por tradición, cultura o incluso nostalgia, quedarse descolgados de un país urbanizado a gran velocidad y que, en muchas ocasiones, ha olvidado su origen rural. Un presente invisible para la España urbana que la rodea pero que tiene mucha vida y mucho que contar.

libro los ultimos

Las causas de esta grave situación hay que buscarlas principalmente en la industrialización de las ciudades que absorbió la mano de obra de los pueblos dejándolos desiertos y muchas veces en el olvido. La historia de las personas que decidieron quedarse y vivir una vida diferente, es la historia del libro Los Últimos, contada a través de un viaje y basada en sus protagonistas. En cierta medida, podríamos considerarlos supervivientes. O “súper-vivientes”, según se mire.

El 1% de la población española ocupando el 13% de su territorio.

Para hacerse una idea de la realidad cercana que cuenta el libro Los Últimos, en los 41 municipios de los Montes Universales hay censadas apenas 5.753 personas. Pero en una encuesta realizada pueblo a pueblo se comprueba que la población que reside allí de forma asidua y continuada baja a 3.459 vecinos. Dato que contrasta con las 5.225 personas que habitan cada kilómetro cuadrado de Madrid. Aquí hay el 10% de la gente que tendría un desierto demográfico.

Los cálculos expresados en el libro Los Últimos dicen que en diez años desaparecerán la agricultura y la ganadería en los 631 municipios de menos de 100 habitantes de los que en cuatro de cada diez se superan los 50 años de edad media.

Pero más allá del territorio donde viven, el problema reside en su escasez de servicios básicos, que en muchas ocasiones, como cuenta el libro, ha invitado a sus habitantes a marcharse ante la imposibilidad de desarrollar su vida con normalidad.

Esta sombra casi vacía del mapa español no solo entraría en la categoría de Región Escasamente Poblada, sino que la Serranía Celtibérica cumple los requisitos de la Unión Europea para que el área sea catalogada bajo el amparo de otras figuras de protección geográfica, superando todas las exigencias demandadas por la Unión Europea para recibir ayudas especiales. Pero su dispersión y el hecho de pertenecer a diferentes autonomías no ayuda.

Y, ¿cómo es el día a día de estas personas?

El libro Los Últimos invita a sus protagonistas a contarlo, a vivirlo a través de sus páginas. La compra que no llega, los autobuses que recorren cientos de kilómetros para recoger a los alumnos dispersos de los Colegios Rurales Agrupados y los impedimentos para el desarrollo económico y social que encuentran cada día.

Un ejemplo, el teléfono puede funcionar o no. Lo mismo pasa con Internet, que si llega, puede tener una velocidad cuarenta veces más lento que en una capital. Un gravísimo problema de competitividad para la industria, el desarrollo local, el empleo y la educación que parece pasar inadvertido.

Sin embargo, ¿hay esperanza? Siempre la hay. Hay corrientes sociales que están incitando a los jóvenes, por ejemplo, a volver a sus raíces. Hay pueblos que se están esforzando por conectarse al mundo. ¿Les ayudamos?

#enREDatupueblo